//El Curso sobre Diseño y Moda finalizó con una mesa redonda de las principales marcas locales de moda

El Curso sobre Diseño y Moda finalizó con una mesa redonda de las principales marcas locales de moda

El pasado día 28 de junio finalizó en el Palacio Miramar de San Sebastián la última sesión del Curso de Verano de la UPV/EHU organizado por la Concejalía de Impulso Económico, a través del Clúster Donostia Moda de Fomento de San Sebastián, en la que diferentes representantes del mundo de la moda tomaron parte a través de una mesa redonda. La jornada también acogió la conferencia de Anna González del Prado, Consultora Textil y Directiva Creativa y de Gestión de producto de marcas de moda, quién puso de relieve que “la industria de la moda no sólo debe encontrar el enriquecimiento económico, sino también de valores”.

La última jornada del Curso “El diseño y la moda, un sector para innovar e impulsar el desarrollo economico local y una marca de ciudad” organizado en el marco de las actividades previstas por el Clúster Donostia Moda, acogió una mesa redonda moderada por la técnica del Clúster Laura Chamorro en la que participaron Eduardo Zabacola, Presidente de Acotex, Edurne Insa, Gerente de Edurne Creaciones y responsable de la creación y producción de bolsos de Pertegaz, Gerardo González, Director Creativo de Box San Sebastián, Juan Artola, Store Manager de Loewe San Sebastián, Miren Vives, directora del Museo Balenciaga y Ricardo Bilbao, Gerente de Hakei.

segundo dia moda contenido

Anna González del Prado: “el consumidor es proactivo y crítico con lo que compra”

La charla del día, bajo el título “Innovación y sostenibilidad en el sector de la moda”, corrió a cargo de Anna González del Prado, Consultora Textil y Directiva Creativa y de Gestión de producto de marcas de moda quién afirmó que “creemos en el sector, en el cambio, y en la responsabilidad compartida”.

La conferencia estuvo enfocada a la innovación y sostenibilidad de la industria de la moda. Anna González nace con la vocación en este sector, gracias al apoyo continuo a la creatividad y a la materialización de las iniciativas: “He descubierto la importancia del agradecimiento a la cadena de valor del sector”, explica. Con una trayectoria autodidacta, la experta se inclina por experimentar. Desarrolló una marca en el mercado nacional, bajo el nombre “Forever Green”, que tenía como fin “trasladar un valor infinito en el producto”.

Siendo consciente del abuso en el sector, “todo me parecía desmedido y descuidado”, a partir de ahí, decidió buscar nuevas vías. “Me resultaba difícil compartir lo que estaba sucediendo con nuestra industria, el descontento y el derrumbamiento de las empresas y los cambios del consumidor”. Hoy trabaja en dirección creativa en el desarrollo de producto textil de marca propia, y busca un reto responsable y comprometido. Su atención está centrada en favorecer el buen diálogo con empresas de demandas de producción y desarrollo del producto, “las demandas y las ofertas deben estar bien alienadas. La experiencia debería ser satisfactoria para ambas partes”.

segundo dia moda contenido1

Colaborar y cooperar, según la ponente, es una de las formas más innovadoras que requiere hoy la industria de la moda. “En este momento, el sector está totalmente desproporcionado”, y advierte del derroche y abuso de los recursos naturales y humanos, y empobrecimiento social. “Se trata de la segunda industria más contaminante del mundo. Requiere una acción en cuanto a innovar en modelos de negocio, tecnología y estrategias”.

La experta en textil se ha apoyado a lo escuchado en un congreso que ha tenido lugar, recientemente, en Dinamarca: “Me hace mucha gracia que dijeran que la sostenibilidad está out, y la innovación responsable in”. “Vivimos dentro de un ecosistema, donde convivimos empresas con una dimensión grande, y las pequeñas y diseñadores emergentes. Todos coexisten con toda la cadena de valor, con los mismos recursos y personal cualificado; hay que reconocer a estas personas, y devolverles  su dignidad”. Habla, por tanto, de invertir en la calidad de las personas para que las generaciones del futuro depositen confianza en el sector.

Este nuevo ecosistema conlleva un cambio que implica al colectivo; devolver el valor a cada parte de la cadena. Es decir, el apoyo, la colaboración y cooperación son necesidades básicas, y considera que es necesario apostar innovando con nuevos métodos de trabajo y soluciones, aplicándolos en la cadena.

Por otro lado, explica que en la materia prima debe haber consciencia de todos los residuos que genera esta industria, y ofrece alternativas como utilizar materiales “reducidos, reutilizables y reciclados”. Y pone como ejemplo el consumo de agua en tintes y acabados: “Es brutal, y debería ser de circuito cerrado, es un valor negativo. Hay que innovar a tiempo”.

La ponente detecta un reto, y es la recuperación de la confianza a través de las actuaciones de las empresas: “El consumidor es proactivo y crítico con lo que compra.  La especificación de la mano de obra es muy importante, y hay que dar voz a este oficio”.  Haciendo hincapié en la relevancia de desarrollar estrategias para soportar y poder sostener iniciativas que responsabilizan a tantos sectores, Anna González finalizó su conferencia, añadiendo que “la industria de la moda no sólo debe encontrar el enriquecimiento económico, sino también de valores”.

Por | 2018-04-18T17:18:57+00:00 junio 28th, 2016|Sin categoría|